logo

Beneficios de las Arquitecturas Orientadas al Servicio (SOA) en los Aplicativos Bancarios

corebanking_casestudieCambios significativos en la economía global, fusiones y adquisiciones de instituciones financieras, y el cambio constante de las estrategias en Tecnología Informática, han dejado a muchos bancos con pocas opciones para desenredar el laberinto de los sistemas tradicionales que hacen funcionar sus negocios. Las arquitecturas monolíticas, en las cuales cada unidad de negocio tiene su propio sistema e islas de información, simplemente hacen el reemplazo de los aplicativos bancarios tradicionales una muy compleja, si no imposible, tarea que afecta a toda la institución. Los sistemas de información tienen que ser hechos ya sea redundantes o integrados a las nuevas soluciones basadas en requisitos y procesos del negocio. Otro desafío para los bancos, grandes y pequeños, es no sólo crear centros de excelencia con estándares internacionales establecidos en el área de la comunicación con sus clientes, sino también reconstruir y automatizar sus procesos de negocio para maximizar la eficacia al mismo tiempo que reducir los costos.

El cada vez más competitivo mercado, y clientes con mas exigencias, también están forzando a los bancos a una revisión de su realidad y entorno tecnológico para asegurarse de que su estrategia en Tecnología Informática está alineada con sus objetivos de negocio, o para averiguar si su única opción es el reemplazo de sus aplicativos de vieja data. Posturas tradicionales en cuanto a reemplazo de tecnología, donde todos los sistemas se substituyen de un solo golpe, o el alternativo reemplazo incremental, en el cual los viejos sistemas se eliminan gradualmente, son prácticamente inviables para la mayoría de los bancos debido a los riesgos que implican.

Afortunadamente, esto no está atrasando el progreso y la innovación tecnológica; en parte debido a la adopción creciente en la industria de los servicios “web” y de su pariente cercano, las “Arquitecturas Orientadas a Servicio” (Service Oriented Architectures, “SOA”, por sus siglas en ingles). “SOA” no es un producto ni una solución. Es un concepto de desarrollo de sistemas empresariales que se centra en combinar e integrar los aplicativos para maximizar sus ventajas de cara a la institución. “SOA” es un marco de integración que ata los servicios internos y externos de los sistemas informáticos para crear una solución que apoye los procesos de negocio eficientemente. Un servicio que es auto descriptivo y visible, que cumple con requisitos de calidad de servicio, y que se puede manejar mediante la gobernabilidad informática. Con “SOA”, en vez de centrarse en diferentes aplicativos que residen en diversos equipos, el énfasis está en los servicios de negocio que representan diversos sistemas subyacentes.

SOA integra el mundo de los negocios con el mundo de la tecnología de la información de la manera más eficaz posible. Transforma esta ultima, de ser un costo del negocio, a ser una oportunidad competitiva para responder ágilmente al cambiante y dinámico mercado. Conduce el cambio tanto en tecnología de la información como en el negocio en si. Promueve el desarrollo de
componentes reutilizables que automatizan funcionalidades peculiares del negocio, así como el diseño de este mismo como una serie de funciones reusables que puedan ser automatizadas parcial o totalmente por los sistemas informáticos. Esto hace que nuevas ofertas de negocio sean mas fáciles de implementar, tanto desde el punto de vista institucional como del técnico propiamente dicho.

SOA beneficia a los técnicos y a los responsables de los negocios por igual. Los responsables de los negocios ven estos servicios como funcionalidades reusables que son a menudo empleados en múltiples ambientes a través del espectro empresarial, y que potencian la adquisición de nuevos clientes y socios de negocio. La gente técnica ve los servicios como aplicaciones funcionales, fácilmente disponibles y reutilizables, que ellos no tienen que implementar, y también como un medio de usar activos tecnológicos existentes para derivar mayor valor de ellos. Mientras que las necesidades del negocio cambian constantemente, y se requiere de nuevas soluciones, el personal de tecnología informática puede responder rápidamente construyendo nuevas aplicaciones que aprovechan y combinan los servicios existentes de diferentes formas. “SOA” divide una aplicación en partes modulares (servicios), permitiendo que un sistema complejo e integrado reuse las partes, no encapsulándolas dentro del mismo, sino conectándose a ellas, contrario a las técnicas tradicionales que tienden a integrar aplicaciones enteras.

“SOA” permite a los bancos alcanzar economías de escala con la reutilización tanto de los recursos tecnológicos, como los del negocio mismo. Fortalece la flexibilidad y la agilidad en los negocios, de tal forma que los cambios pueden ser hechos a componentes individuales dentro de la infraestructura de la tecnología del banco sin afectar el resto del sistema. Permite el ensamblaje de funciones “loosely coupled” (ligeramente acopladas, o fácilmente acoplables) a través de la infraestructura tecnológica del banco para poder satisfacer constantes demandas de cambio.
Permite la identificación y el descarte de funciones duplicadas o ambiguas, por lo tanto reduciendo esfuerzos de mantenimiento y costos. Promueve la integración y la consecución de sinergias en productos de desarrollo interno y de proveedores, a través de estándares de colaboración de uso común en la industria.
El número de aplicativos y sistemas bancarios es muy diverso y amplio, y “SOA” ha sido muy exitoso en convertir o adaptar muchos de los procesos de este complejo entorno en servicios ágiles y confiables. Ejemplos de éstos incluyen, pero no se limitan a, captación de nuevos clientes y el procesamiento de sus cuentas, procesos de tarjeta de crédito, prestamos de consumo, prestamos hipotecarios, procesos de pagos y recibos, pagos de servicios públicos y privados, manejos de flujo de fondos, administración de colaterales, inversiones, pagos de impuestos, etc.

Para apoyar múltiples canales de distribución, una capa de servicios “SOA” conectados a diversos sistemas existentes puede ser configurada o agregada y soportar la apertura y mantenimiento de cuentas de clientes, representada en un solo servicio y a través de un mismo interfaz. común. En este caso, las ventajas no sólo incluyen costos reducidos, mantenimiento simplificado y mayores ingresos, sino retención de clientes y mejores relaciones con los mismos. Con “SOA”, los sistemas de originacion de préstamos se pueden integrar más fácilmente a los sistemas bancarios centrales (“Core Banking Systems”), permitiendo a los oficiales de préstamo entregar productos y ofertas que se presentan mejor y mas rápido a los prestatarios en tiempo real, incrementando la cartera, desembolsos y la satisfacción del cliente.

Automatizando la gestión y otorgamiento de créditos y sus desembolsos, se provee a los oficiales de Servicio al Cliente y otras areas con un solo servicio consultivo y operativo, mejorando la calidad del producto, permitiéndoles liberarse de tareas meramente transaccionales para dedicarse mas al cliente y al aumento de la productividad y la satisfacción del mismo. Las áreas de Tarjetas de Crédito pueden incrementar sus rendimientos financieros y márgenes de utilidad, así como ser mas eficaces y enfocarse mas en la evaluación del riesgo y calificaciones. Con “SOA”, las reglas de negocio representan procedimientos operativos estándar, y se cumple la interpretación exacta de pautas a través de diferentes divisiones y localizaciones geográficas. El tiempo del personal puede ser mas ágilmente aprovechable, al mismo tiempo que se permite mas enfoque en excepciones que en tareas transaccionales de rutina.